Tecnologías para Plantas de Reciclaje de Plomo

El plomo es un metal ampliamente utilizado en la industria y comercio. Como metal, puede ser reciclado de diferentes fuentes, siendo en la actualidad la fuente más común las baterías agotadas de plomo.

Sin embargo, el proceso de acopio, disposición, reciclaje y refinación del plomo, tradicionalmente ha sido un proceso altamente contaminante e ineficiente, donde es común tener residuales de plomo o escorias del 30%, las cuales son descartadas o confinadas. Por ser el plomo un material no biodegradable y de fácil adherencia orgánica, hace que su presencia en seres vivos y ecosistemas sea altamente tóxica.

En el caso de las baterías usadas o agotadas, el impacto ambiental y a la salud es mayor. Ya que además del plomo y otros metales altamente tóxicos como níquel, cadmio y antimonio; la presencia de ácido sulfúrico en las baterías, las convierten en fuentes de contaminación de gran envergadura. Siendo el derrame de ácido sulfúrico al ambiente, uno de los principales problemas de contaminación en este proceso.

Nuestros desarrollos tecnológicos para reciclaje de plomo y gestión de baterías usadas, permiten obtener mayores eficiencias y mínimos impactos ambientales y a la salud, que la tecnología tradicional de reciclaje.

plomo reciclaje
plomo reciclaje
reciclaje de plomo

1. Disposición Final Certificada de Baterías de Plomo Usadas.

Brindamos trazabilidad en la disposición de este residual altamente tóxico. Certificamos la disposición final de cualquier batería de plomo en la planta de reciclaje más cercana al punto de origen. Esto permite garantizar el cumplimiento del Convenio de Basilea de la ONU para el Manejo Transfronterizo de Residuos Peligrosos. Este convenio indica, que cualquier residuo debe ser tratado lo más cerca posible al punto de origen. Reduciendo así los riesgos de contaminación por traslado.

Por medio del acopio y disposición final certificada de baterías usadas, se garantiza que ninguno de sus componentes tóxicos sea descartado antes de ingresar a la planta de reciclaje más cercana. Ya que es común que los acopiadores informales viertan el ácido sulfúrico de las baterías al ambiente antes de entregarlas a la planta de reciclaje.

baterias usadas
baterias usadas
baterias usadas

2. Proceso Tradicional de Refinación de Plomo

La Tecnología Tradicional de Reciclaje de Baterías toma como estándar los siguientes pasos:

  1. Trituración de baterías y drenaje de ácido sulfúrico:

    • En esta etapa inicial, el ácido sulfúrico drenado se neutraliza con algún alcalinizante​, generalmente hidróxido de calcio o cal. Esto porque su costo es menor que usar hidróxido de sodio.

    • El sulfato de calcio (yeso) formado se filtra y se prensa, formando bloques de yeso los que posteriormente se mandan a un vertedero. El yeso formado no puede ser utilizado en ningún proceso, ya que dentro del mismo, se acarrea una alta cantidad de sulfato de plomo, lo que hace que una fracción de plomo llegue al vertedero y al ambiente.

  2. La masa de plomo y plástico triturado se separan por flotación, donde el plástico se recupera para posteriormente ser reciclado en la elaboración de nuevas cajas de baterías.

  3. El plomo y sulfato de plomo húmedos pasan al primer paso de fundición, donde se produce la primera etapa de producción de plomo, o comúnmente conocido como plomo de hornos:

    • La primera etapa de fundición de plomo está diseñada para reducir las diferentes especies químicas del plomo (sulfato de plomo, óxido de plomo, etc) y extraer el plomo para llevarlo a una concentración entre 60% a 80%.​

    • En esta etapa se agregan agentes reductores como coque de petróleo, carbonado de sodio y hierro.

    • Producto de esta etapa se forma lo que se conoce como escoria de hornos, o plomo no lixiviado. Este plomo, que es una mezcla de plomo e impurezas se retiran del proceso y se mandan a confinamiento. La escoria de plomo con la tecnología tradicional puede estar en el orden del 30% del total de material fundido en la primera etapa.

    • Otro de los grandes contaminantes presentes en esta etapa es el azufre. Esto debido a que el azufre remanente que queda del ácido sulfúrico pasa al horno primario. El azufre y sulfuro de hidrógeno producidos en esta etapa, se vaporizan y son expulsados al ambiente, provocando acidez y mal olor en las cercanías de la planta de reciclaje. En algunos procesos se utilizan filtros manga o similares en las chimeneas para atrapar los sólidos no combustionados, siendo poco efectivos para retener gases.

    • Además en el proceso de calentamiento para la fundición se utiliza búnker, con los retos ambientales y tecnológicos que este combustible posee.

  4. El plomo recuperado de la primera fundición, pasa a una etapa de refinación, donde se lleva el plomo a una pureza superior al 99%:

    • El plomo se lleva a una temperatura de 450°C donde se le añade aserrín para extraer remanentes de la primera etapa de fundición.​

    • Posterior se agrega Nitrato de Sodio para oxidar el Antimonio, Arsénico y Estaño presentes en el plomo, los que son retirados por flotación en el plomo fundido. Estos metales son retirados y llevados a confinamiento.

    • Por último se agrega Hidróxido de Sodio y Azufre para remover el hierro y cobre remanentes. Una vez se remueven estos contaminantes, se alcanza una pureza mayor al 99.5% de plomo. 

Todo este proceso de la tecnología tradicional conlleva un alto consumo de materiales reductores y oxidantes. Lo que produce grandes cantidades de escoria y residuos sólidos no tratables. Y cómo estos materiales están presentes en la fundición, una parte importante de la energía de la combustión se pierde en estas impurezas.

Esto hace que el proceso de fundición tradicional del plomo, sea altamente costoso y contaminante.

reciclaje de plomo

3. Nuestra Tecnología para Reciclaje de Plomo

Nuestros desarrollos tecnológicos, permiten a la industria recicladora del plomo, acceder a grandes ahorros económicos, con un enfoque en eficiencia e ingeniería química. Además, los avances realizados en reciclaje de plomo permiten dar beneficios al medio ambiente y la salud.

A continuación nuestros módulos de tecnología y gestión de proceso:

a. Tecnología para Reacondicionamiento de Ácido Sulfúrico

El ácido sulfúrico proveniente de la trituración de baterías, se recupera y se ingresa a nuestra planta de estabilización y reacondicionamiento de ácido sulfúrico. En donde se extraen las impurezas y se nivela la concentración de ácido sulfúrico.

El ácido sulfúrico resultante es un ácido estabilizado bajo en metales al 20% de concentración. Este ácido se comercializa en diferentes industrias, donde se utilizan en procesos como:

  • Control de pH en plantas de tratamiento de aguas residuales.

  • Control de pH en torres de enfriamiento.

  • Decapado de metales en plantas de fundición.

  • Fabricación de materias primas como sulfato de cobre, hierro o aluminio.

  • Nivelación de ácido en baterías en uso.

Con esto se evita el costo por neutralización de ácido, y se da un valor agregado a un residual, convirtiéndolo en un producto de alta ingeniería.

Ácido Antes de Tratamiento

Ácido Reacondicionado al 20%

Venta para Procesos Industriales

b. Tecnología para Reducción de Escoria y Minimización de Aditivos de Fundición

Nuestra tecnología de oxidación - reducción química de plomo permite obtener en los procesos de fundicion primario y refinación los siguientes beneficios:

  • Minimización de azufre y sulfatos de plomo en la alimentación del horno de fundición primaria.

  • Reducción de la escoria de plomo por debajo del 10%.

  • Mínimo consumo de coke y hierro.

  • Eliminación secuencial del uso de carbonato de sodio como aglomerante de escoria.

  • Eliminación del uso de nitrato de sodio en la etapa de refinación.

  • Eficiencia energética en el uso de combustibles amigables con el medio ambiente.

Con estas tecnologías, la empresa puede reducir considerablemente su producción de escoria y eliminar el uso de aditivos químicos costosos como nitrato de sodio y carbonato de sodio.

reciclaje de plomo
movimiento transfronterizo ilegal