Skyline panorama

CAPTURA DE CO2
De gases de combustión en industria

El rápido deterioro ambiental existente en la actualidad y el calentamiento generado por gases de efecto invernadero, hace cada vez más importante el desarrollo, evaluación e implementación de tecnologías que permitan la reducción del impacto ambiental de las actividades industriales. Uno de los grandes retos que existen en la actualidad es la captura eficiente del CO2 producto de la combustión de combustibles fósiles ampliamente utilizados en la industria. Si bien a nivel mundial se están desarrollando equipos y tecnologías que capturan el CO2 de los gases de combustión en general, el acceso a estos sistemas aún requiere de altas inversiones económicas y su eficiencia aún permanece bajo reserva tecnológica.

En Plus Química siendo una empresa de ingeniería química con un enfoque de producción más limpia, buscamos formas de desarrollar tecnologías y mecanismos eficientes para permitir a la industria reducir sus impactos ambientales. En el caso de la captura del CO2 presentamos una manera eficiente y rentable de realizarlo. Si bien es una tecnología que puede tener un campo de implementación limitado, es una tecnología práctica y barata de implementar.

captura CO2 de gases de combustion

El deterioro de las cadenas de logística ha generado un panorama de alta incertidumbre en la industria en diferentes frentes. Uno de estos frentes es el abastecimiento de ácidos industriales fuertes como el ácido sulfúrico o clorhídrico. El uso de ácidos fuertes para acidificar el pH del agua ha sido una tecnología aplicada desde hace mucho tiempo, principalmente por ser barata. Sin embargo, en tiempos presentes, estos productos han sufrido un encarecimiento considerable y han escaseado, lo que pone a la industria en apuros para poder ajustar el pH del agua, principalmente en las descargas de agua residuales, sistemas de enfriamiento o como insumo de sus propios procesos.

 

Ante la crisis actual, hacemos uso de la ingeniería para proponer soluciones alternativas prácticas y rentables en la sustitución de ácidos para el ajuste de pH de agua. La tecnología tradicional, en el caso del ácido sulfúrico, hace uso de la siguiente reacción química para reducir la alcalinidad del agua:

 

H2SO4 (ac) + 2 NaOH (ac)  ------------>  Na2SO4 (ac) + 2 H2O (l)

 

Donde el ácido reacciona con la alcalinidad en exceso y forma una sal soluble de sulfato de sodio o bien cualquier otro agente alcalino.

 

El Dióxido de Carbono (CO2) se perfila como un candidato a considerar para neutralizar la alcalinidad y poder ajustar el pH del agua, principalmente las aguas residuales con alta alcalinidad por hidróxido de sodio libre que proviene generalmente de procesos de lavado. El proceso de acidificación está regido por la siguiente reacción química:

 

CO2 (g) + 2 NaOH (ac) ------------> Na2CO3 (ac) + H2O (l)

 

El CO2, que se puede obtener de los gases de chimeneas de calderas de combustión de combustibles fósiles, reacciona con el hidróxido de sodio que genera al alcalinidad del agua y forma una sal de carbonato de sodio soluble, al reaccionar, reduce el pH del agua. El Dióxido de Carbono (CO2) es un gas que en presencia de agua forma ácido carbónico permitiendo la neutralización de corrientes líquidas alcalinas. Esto constituye un método alternativo de acidificación de agua y un sustituto potencial de ácidos inorgánicos (ácido sulfúrico y clorhídrico) los que tradicionalmente se utilizan en la industria, entregando numerosos beneficios ambientales y económicos con su aplicación.

La siguiente gráfica compara ambos procesos de acidificación:

captura CO2 industria

Además, el CO2 plantea una opción eco amigable, ya que se puede obtener de los gases de combustión de calderas, hornos o unidades industriales similares. Esto abre la posibilidad de capturar CO2 antes de ser emitido al ambiente.

 

Algunas aplicaciones comunes de esta tecnología son

  • Control de pH en torres de enfriamiento y plantas de agua residual.

  • Ajuste de alcalinidad en piscinas y estanques.

  • Ajuste de acidez en agua de riego agrícola.

 

Para más información o asesoría, contáctenos.